Cabello en verano: Tonos y cuidados

El verano llega con un extensa y variada paleta de colores y tonalidades para tu cabello, pero no todos indicados para cualquier mujer, hay que tener en cuenta el estilo, el tipo de tez o la calidad/densidad capilar para acertar y triunfar. David Lesur, director de formación en los salones David Künzle de Madrid, nos orienta sobre técnicas, los colores más favorecedores y qué productos y cuidados son los más recomendables para no perder el tono elegido en la temporada estival. 

Los tonos más recomendables si buscas aclarar tu cabello en verano, también dependen en gran medida del color que ya tengas: “Si ya eres rubia, tienes mucho más fácil pasarte al platino, depende de tu base, con tonos dorados, beige o ceniza. Para una mujer de pelo castaño, la apuesta ganadora es optar por tonos miel y caramelo, como para las morenas el café, chocolate y moka, o para las pelirrojas, los tonos rubios venecianos con reflejos dorados y cobrizos” – asegura David Lesur, director de formación en David Künzle.

Sobre técnicas para un resultado más cercano a lo natural, Lesur apunta a las balayage en todas sus variaciones, como pueden ser las babylights, shatush, contouring o superficiales a mano alzada, al aire libre o con papel de plata según cada caso. A la hora de cuidar los reflejos teniendo en cuenta el tono natural de tu cabello, también existen diferencias y maneras de hacerlo: Las morenas, por ejemplo, tienen problemas con el rojo, las castañas con el naranja y las rubias con el amarillo. Estos colores indeseados se deben neutralizar, además de los matizadores, inmediatamente después de los trabajos técnicos y en casa, con champús de tono violeta o morado”. 

Teñirse en verano, cómo hacerlo sin causar estragos

En esta época del año, teñirse el cabello tiene unos condicionantes distintos a otras estaciones. Antes de empezar con el tinte, debemos ser conscientes de que pasamos más tiempo al aire libre, junto al mar o en las piscinas, provocando alteraciones en el color, bien por oxidación o por los efectos del cloro o la sal, por lo que el trabajo técnico que nos vayan a realizar conlleva un mantenimiento rutinario para no perder el brillo e hidratación, todo asociado a un coste: “En verano se debe matizar cuando sea necesario, hidratar siempre el cabello y utilizar productos para el sol antes y después, además de practicar tratamientos específicos como la biocauterización, que es ideal para mantener y prolongar un color ideal y un cabello hidratado y sano durante más tiempo, ya que fortalece la fibra capilar y refuerza la cutícula. En cuánto a productos, nuestro pelo sufre daños al igual que la piel, se quema y se reseca, lo que pasa es que como no nos duele, no le prestamos la debida atención y luego vienen los problemas. Si el cloro o el sol ya lo han dañado, lo mejor es acudir a la peluquería para corregir esos tonos no deseados con colores suaves sin amoniaco, por ejemplo, los tonos sobre tonos son ideales para luego volver a pigmentar”.

Cuidados en casa para recuperar el brillo

Desde David Künzle recomiendan una larga lista de productos si nuestro cabello ha perdido brillo o se ha quemado, desde protectores, champús especiales, after sun o mascarillas de medios a puntas, hasta aceites o cremas sin aclarado antes de secar o dejar secar al aire libre: “Si es posible, recomiendo una cataplasma mezclando aceite y mascarilla sobre el cabello sin lavar, y dejar toda la noche mientras dormimos con ello envuelto en un film plástico, que aunque no es lo más sexy  ni lo más confortable, sí que ayuda para un resultado óptimo. Por último, aconsejo durante esta fase de recuperación, no usar productos que lleven silicona o alcohol. Después de la playa o la piscina, nunca debemos olvidar el lavado y tratamiento del cabello”.

Compartir

Nuevo comentario