El corte shag se confirma como tendencia

Apto para todo tipo de melenas (largas, medias e incluso bob), el shag se originó en los años setenta, cuando actrices icónicas como Jane Fonda y en menor medida Farrah Fawcett-Majors lo pusieron de moda. Estudiadamente rebelde, tal y como era “Hanoi Jane” en aquella época, el corte shag vuelve con fuerza este 2020, sobre todo con flequillos y más capeados. Tanto Roxana Gutu, directora del salón Lobelia Sagasta como David Lesur, director de formación de David Künzle, nos cuentan en qué consiste y qué debemos tener en cuenta para mantenerlo.

Se lo hemos visto en los últimos años a Jennifer Aniston, Miley Cyrus, Lucy Boynton o Emma Stone, y es que el shag es uno de esos cortes que de manera recurrente se ponen de moda entre las celebrities y quienes no lo son: “Es un ultracapeado con cortes para dar volumen en las distintas partes del cabello. El objetivo es conseguir mechones desiguales con los que lograr ese aire inconformista y rebelde que se le atribuye. Puede tener varios largos y se hace desde melenas cortas a medias melenas. Al jugar con los volúmenes, queda bien en todo tipo de caras, pero preferentemente en las menos ovaladas, pues la parte de arriba tiende a disimular las facciones” – comenta Roxana Gutu, directora del salón Lobelia Sagasta en Madrid.

David Lesur, director de formación en los salones David Künzle, reconoce que es uno de sus cortes más solicitados, sobre todo entre las chicas más jóvenes: “Es un carré long (long bob) muy capeado y con las puntas desfiladas. Se peina generalmente con la raya en el medio aunque es un corte muy versátil que puede llevarse tanto en cabello liso como ondulado. Es un estilo súper cómodo, muy natural, que solo necesita un toque de texturizante, secarlo boca abajo y voilà”.

¿Dónde hacerte un corte shag? Lobelia Sagasta: Calle Sagasta, 12 (Madrid) www.lobeliasagasta.com            David Künzle: Calle Ponzano, 42  (Madrid) +Calle Gonzalo de Córdoba, 1 (Madrid) www.davidkunzle.com

Compartir