El teatro Reina Victoria se viste de Corrala para adornar los Veranos de la Villa

El mítico Teatro Reina Victoria de Madrid, se viste de corrala castiza para adornar los veranos de la Villa madrileña con una selección de las mejores Zarzuelas: La Revoltosa, El Bateo, La verbena de la Paloma y Agua, Azucarillos y Aguardiente, de la mano de la Compañía Lírica Ibérica.

Hasta el 25 de agosto la escena madrileña revivirá este género lírico a través de un grupo artístico de 30 componentes entre actores y coro, y una orquesta en directo con 11 instrumentistas. Las adaptaciones de los prólogos, siempre contemporanizándolos, como en el caso de La Revoltosa y la problemática de los desahucios, un elenco joven cuya experiencia y academicismo están altamente cualificados, así como su director de orquesta, Fran Fernández Benito, que con tan sólo 24 años, dirige este espectáculo, dando un gran dinamismo a este género lírico para un público cada vez más exigente y joven. “Es la nuestra una apuesta clásica en lo visual, pero con especial cuidado en las formas para hacer encajar la zarzuela tanto a un público habitual como al desconocedor del género.

En los prólogos de las zarzuelas es donde vamos a poder escuchar otras músicas adaptadas e incluso números musicales de otras zarzuelas con letras adaptadas para hacer uso de este patrimonio musical tan extenso que existe en la Zarzuela”, comenta José Luis Gago, coordinador general.

“Nuestro vestuario es clásico, los decorados corpóreos y la estética de época, pero las formas son diferentes. Los detalles en la verosimilitud de todos sus personajes, los movimientos corales y el tratamiento de los números coreográficos son los que dotan a nuestros trabajos de una apuesta diferente a las habituales compañías líricas”, añade Estrella Blanco, directora artística.

“Como concepto, la música es el resultado o el preámbulo del desarrollo de las escenas y tienen gran sentido unirlos en un todo a la hora de representar Zarzuela. Cada nota musical tiene un significado escénico y queremos que el público lo vea”, comenta Fran Fernández Benito.

“Mostramos las distintas disciplinas del arte, por ello no podemos prescindir de aquella que da vida y movimiento a la escena, la danza. El arte, el picareo y nuestra esencia deleitan a un público cautivado por la danza española y sus distintas fusiones. La viñeta de la zarzuela viste el movimiento dándole un ritmo que encaja con brillantez junto a las nuevas combinaciones que cada día nos sorprenden más de la danza española y sus distintas disciplinas”, incluye La coreógrafa Alejandra Rodríguez.

Mucho antes de que el público entre en el teatro, el hall se llenará de ambiente de corrala, para que el espectador pueda ir entrando en el Madrid castizo que este género tiene la magia de recuperar. La voz de Jose Luis Gago da vida a esta entrevista para hablarnos de esta Corrala del Reina Victoria.

Compañía Lírica Ibérica apuesta por una zarzuela de calidad.
Tener en nuestro elenco a profesionales de otros países para un género como la Zarzuela es todo un orgullo y una referencia clara de que es un género que trasciende fronteras. Es un reflejo de la sociedad actual. Además, la Zarzuela tiene una gran aceptación en países como Japón, Corea del Norte y del Sur, Alemania y por supuesto toda Latinoamérica. Un director joven, así como la orquesta dará sin duda frescura al espectáculo que también estará avalado por un coro joven. Juventud. Ese es quizá nuestro fuerte en esta temporada. Jóvenes altamente preparados dentro de este género que compartiendo con actores veteranos esta temporada contribuyan a difundir nuestro patrimonio cultural y artístico. Una experiencia muy enriquecedora. Además de una orquesta de cámara en directo, con 11 instrumentos: Percusión, violín primero, violín segundo, viola, contrabajo, fagot, trompeta, flauta, piano, oboe, trompa, chelo y pícolo, entre otros.

¿Qué se va a encontrar el público de diferente en estas cuatro zarzuelas?
Todas van a girar en el mundo de la corrala. En cada título una propuesta diferente. Un prólogo que nos traslade a ver esas corralas desde la perspectiva actual. Una apuesta por situar el desarrollo en otra época introduciendo puntos de vista más agradables o cercanos al espectador, pero siempre dando paso a una versión clásica y respetuosa de nuestro género.

¿Por qué apuestan por rejuvenecer este género? ¿Cómo lo han conseguido?
La Zarzuela, así como la Ópera o el Teatro clásico deben ser hechos para que realmente el público las vea “rejuvenecidas”. Así se concibieron en su origen. Para el público de su época. La historia es la misma pero el público no. El público actual está más acostumbrado al espectáculo musical y esto nos permite el acercamiento de públicos más jóvenes hacia nuestro género lírico. Si las formas de expresión son las que conectan con el público actual y además lo completas con una puesta en escena que respete una historia y aporte verdad a los personajes, ya tienes un producto interesante y atractivo. En realidad, está todo ya hecho. Solo hay que atreverse a mostrarlo para el público de hoy en día en su esencia natural.

Cuando hablamos de que el Teatro Reina Victoria se ha convertido en una corrala, no es broma. ¿Cómo han hecho para darle ese gusto tan castizo?
Nos hemos atrevido a trasladar la famosa corrala de Lavapiés, donde tanto se ha representado este género, al Teatro Reina Victoria. Este espacio sigue siendo demandado por los habitantes de Madrid y por el turista que quiere disfrutar de este tipo de espectáculos. Desde que el público entra a su interior se encontrará con un espacio donde se respira ese ambiente castizo. Los personajes se mezclarán con el público a la entrada y el espacio estará embellecido recordando esa Villa madrileña: Guirnaldas, farolillos, banderolas, ….

Se ve un resurgimiento de la Zarzuela en los teatros, ¿a qué cree que es debido?
Van pasando las generaciones y van desapareciendo los prejuicios. El público joven se acerca con ojos nuevos y sin ningún miedo a la Zarzuela deseoso de descubrir por qué después de tantos años se siguen representando obras tan emblemáticas como La Revoltosa o La Verbena de la Paloma. Encuentran en estos títulos historias que no les son del nada ajenas … ¿Quién no se ha enamorado alguna vez? ¿Quién no ha querido dar achares por un querer? ¿Quién no ha pasado una noche de Verbena sonada en San Isidro o en las Fiestas de la Paloma? El amor no pasa de moda y la vida nos es afín a todos. Cada vez que un adolescente se enamora siempre es como la “primera vez que sucede”. La Zarzuela también tiene esa magia y el poder de transportarnos a una época en la que las formas eran distintas pero el fondo sigue siendo el mismo.

PROGRAMA

EL BATEO (Del 17 al 28 de Julio)
Sainete lírico en un acto, que fue el último éxito de Federico Chueca y su única obra estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, 7 de noviembre de 1901. La música de Chueca es un mosaico o suite de diversos bailes, como las seguidillas, sevillanas, tango, vals, polka y la gavota. La zarzuela transcurre en los primeros días de la segunda república. Este título cobra más sentido por sus personajes revolucionarios y la aparición de Antonio Machado nos ayuda a contar el ambiente convulso de la sociedad española de aquellos tiempos.
LA VERBENA DE LA PALOMA (Del 31 de julio al 11 de Agosto)
Es un sainete lírico en un acto con música de Tomás Bretón y libreto original de Ricardo de la Vega. Pero antes de llegar al espectáculo y apostando por una versión clásica, la Compañía Lírica Ibérica ha adaptado la obra para presentar un prólogo en el que se ve a los protagonistas el día del estreno de La Verbena. Se han agregado números musicales como el pasacalle de La chula de Pontevedra o los Cuplés de La Gatita Blanca para descubrir los personajes de un Madrid que se retrata en el sainete lírico. El texto de De la Vega nos presenta un fragmento de la vida madrileña en una noche calurosa de verano, y sus personajes son extraídos de los trabajadores que habitaban cualquier barrio castizo de Madrid.
AGUA, AZUCARILLOS Y AGUARDIENTE (Del 14 al 25 de Agosto)
Es una zarzuela en un acto con libreto de Miguel Ramos Carrión y música de Federico Chueca. Se estrenó en el teatro Apolo de Madrid el 23 de junio de 1897. Llegó a las 200 representaciones sin interrupción.

Más Info: 

LA CORRALA DEL REINA VICTORIA

Teatro Reina Victoria (3 de julio al 25 de agosto)

De miércoles a domingo 20:30. Sábados: 19:00 // 21:30

https://elteatroreinavictoria.com

Compartir

Sin comentarios

Comenta