10 pautas para corregir el perfeccionismo

La coach Rosa Quintana responde a los lectores sobre el perfeccionismo.

¿Podrías darme 10 pautas o consejos… para intentar corregir mi perfeccionismo y dejar de sentirme tan mal cuándo veo que no llego a todo o qué todo no está hecho cómo yo considero que debe estarlo? Esther (Oviedo)

Estimada Esther,

Para empezar, te propongo una rebaja en tus expectativas: ¿por qué han de ser “exactamente” diez pautas? Las exigencias muy concretas son uno de los principales síntomas del perfeccionismo. Y se combaten aplicando flexibilidad. Así que no pondremos un número exacto de recomendaciones.

Es importante cuidar las palabras que utilizamos, ya que el lenguaje tiene un gran impacto en lo que sentimos. Dices “intentar corregir mi perfeccionismo”. ¿Qué te parece si, en lugar de intentar corregir tu perfeccionismo, colocas el foco en quererte y comprenderte en cualquier situación, incluso cuando no llegas a todo o cuando los resultados que obtienes no son los que hubieras deseado?

Tu valía como persona o como profesional no depende de lo que consigas, sino de lo que eres. De lo que ya eres.

El perfeccionismo es un patrón mental que no aparece de un día para otro. Suele acompañarnos desde la infancia y tiene unas raíces profundas. Así que la siguiente sugerencia es que trabajes la paciencia y la comprensión hacia ti. Cuando te asalte un pensamiento perfeccionista, ¡respóndele! Puedes hacerlo formulando un pensamiento alternativo comprensivo que aluda a esa misma circunstancia: “Me quiero y me comprendo, aunque no haya cumplido este objetivo. Me valoro mucho por el coraje de intentarlo y aprecio claramente las buenas aptitudes que tengo y he puesto en marcha para… X”.

No te tortures cuando cometas un error. Una equivocación es una oportunidad de aprender, de seguir mejorando.

Y, por último, celebra tus logros. Cuando alcances un objetivo (con independencia de si ha salido o no exactamente como tú hubieras deseado) ¡prémiate! Puedes hacerlo dándote un baño relajante, preparando tu plato favorito o permitiéndote contemplar un atardecer con la atención y dedicación que el día a día suele robarnos.

Y recuerda que, quien se ocupa en intentar ser perfecto, se pierde disfrutar de quien realmente es…

Si tienes más preguntas puedes mandarlas a info@masswebzine.com

Compartir