10 Razones para adoptar un animal

Cada año más de 150.00 animales se abandonan en España, millones de ellos por todo el mundo. Algunos de ellos tienen la suerte de encontrar una familia, otros “viven” encerrados en un chenil 23 horas al día, algunos vagan por las calles con el riesgo aterrador de no tener un mañana y, por desgracia, muchos de ellos son sacrificados fríamente en las perreras.

Nosotros tenemos la oportunidad de darles una mejor vida, una vida en familia con amor y cariño, bajo el techo de un hogar feliz donde disfrutará, correrá, jugará y te dará lo mejor de él por haber tomado la mejor decisión del mundo: adoptar.

1. Porque todo el mundo se merece un hogar. Los animales son muy inteligentes y agradecidos. Te demostrarán de por vida su gratitud por haberle dado un lugar mejor donde vivir, disfrutar y comer.

2. Te sentirás como un superhéroe. No hay mejor sensación que saber que has ayudado a alguien. Y, más, sabiendo el riesgo que corren los animales sin hogar.

3. Estarás luchando contra los criaderos. Miles y miles de animales son criados de manera ilegal por todo el mundo, sin controles veterinarios, en lugares inadecuados, con madres que no salen de una habitación fría y oscura, y, lo más duro, como si fuesen un simple objeto sin sentimientos. Adoptar rebaja la demanda de compra de animales y, de esta manera, luchamos contra este grave problema.

4. Ahorrarás dinero. En los Centros de Protección Animal, como mucho, te cobrarán los costes de esterilización y gastos derivados de la manutención del animal. En una tienda te costará el doble o triple y, además, hay muchas posibilidades de que venga enfermo de un criadero ilegal.

5. El amor de un animal es eterno, pero el amor de uno abandonado es muy especial. Los animales abandonados son, si cabe, todavía más amorosos, porque muchos de ellos tienen carencia de cariño. Se desvivirá por ti como nadie lo ha hecho.

6. Un animal adoptado, puede salvar la vida de muchos más. En muchas perreras se sacrifica por falta de espacio, cuanto más animales salen en adopción, menos se sacrifican.

7. Si adoptas, enciendes la luz interior de muchas personas. Habitualmente, cuando una persona adopta genera un efecto dominó; tu primo, el vecino del cuarto, la amiga de la universidad…; Todos ellos se enteran de que has adoptado, que tu nuevo miembro de la familia es genial, y se animan a adoptar también.

8. Si tienes hijos, será un gran ejemplo para ellos. Es muy importante tener en cuenta que los más pequeños de la casa serán los encargados de cambiar el futuro y, por ello, dar muestras de solidaridad, tanto por los animales como por las personas, puede encender una mecha de altruismo en tu hijo que termine influyendo en el cambio social que necesitamos urgentemente.

9. Un animal no es solo una mascota, es un miembro de la familia único e irremplazable. Un animal tiene la capacidad de llenar una casa de alegría, encima si es adoptado nos sentiremos llenos de energía y optimismo para seguir luchando día a día por nuestros objetivos.

10. Es un acto de responsabilidad y civismo. Tenemos que asumir la grave situación de abandono de animales que sufren muchos países. Por ello es muy importante estar concienciados del problema y la solución es adoptar e informar a nuestros allegados cuando estén pensando en comprarse una mascota.

Compartir