6 cosas que deben aprender los amantes de los animales

Los animales no tienen sentido del humor, ni te darán conversación cuando les cuentes tus problemas, ni se posicionarán en las habituales riñas familiares, aunque te aseguro que notarán si estás triste o malhumorado.  Lo que harán será llenarte la casa de pelos, te llorarán cuando no les hagas caso, dejarán caer su pelota baboseada sobre tu cojín a altas horas de la madrugada y te lamerán la cara para que te despiertes y les pasees. No tienen horario ni calendario, pero son, sin duda, el mejor compañero que podrás encontrar.

¿Qué debemos tener en cuenta de nuestros grandes compañeros?

  1. Para tener un animal debes mantener tu casa en una condiciones higiénicas óptimas. Su alojamiento tiene que ser adecuado a sus necesidades y cuentas con la obligación de satisfacer sus necesidades de ejercicio físico. Y debes evitar que defeque en las acerase intentar que lo haga en las zonas autorizadas, siempre recogiendo los excrementos y limpiando la vía pública que haya sido afectada.
  1. Al igual que tú necesitan comer, es ineludible que le ofrezcas toda la alimentación y asistencia sanitariaque requiera, tanto preventiva como de tratamiento de enfermedades.
  2. Cuando cumpla tres meses tendrás la obligación de vacunarlo contra la rabia si es un perro y será aconsejable que lo hagas si es un gato.
  3. Cuando vayas por la vía pública tienes que ponerle la correa, y el bozal si la peligrosidad de tu animal es razonablemente previsible. Aunque siempre tienes la opción de dejarlo suelto si eres capaz de encontrar un parque para perros acotado.
  4. Nada de cruzarlo para sacarte un dinerillo extra. Piensa que hay demasiados gatos y perros abandonados en las protectoras de animales.
  5. Obviamente es ilegal y sancionable que les maltrates o desatiendas, que les dejes en el interior de vehículos cerrados, o les incites a que acometan a personas o dañen cosas. Él nunca lo haría.

Compartir