El consumo habitual de yogur no mejora la salud

Desde hace años, numerosas investigaciones apuntan los efectos beneficiosos de tomar yogur con frecuencia aunque su eficacia no está probada. De hecho, hasta el momento pocos estudios habían examinado específicamente el efecto del consumo de este producto en la salud. Ahora, un nuevo trabajo realizado en España evalúa si es cierta la asociación entre el consumo regular de yogur y la mejora física y mental de la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS), medida a partir del cuestionario SF-12, en la población adulta.

El estudio, liderado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, analizó la relación entre el consumo de yogur y el cambio en la puntuación obtenida en el test en un periodo de 3,5 años en una muestra de 4.445 personas de la población española mayor de 18 años.

«El consumo habitual de yogur no se asoció con la mejora de la calidad de vida relacionada con la salud”, explica a Sinc, Esther López-García, primera autora de la investigación. «Para investigaciones futuras se deben utilizar instrumentos más específicos que puedan aumentar la probabilidad de encontrar un beneficio potencial de este alimento», añade.

Los resultados, publicados en el «Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics», fueron también nulos cuando se estudió esta asociación en individuos sin enfermedades diagnosticadas, que nunca habían fumado y que seguían más la dieta mediterránea, es decir sin factores de riesgo que pudieran enmascarar la relación estudiada.

Más información aquí.

Compartir