El pan no engorda y cuida el corazón

El pan es uno de los alimentos más importantes de nuestra alimentación y pilar fundamental de la dieta mediterránea. No obstante, existe la falsa creencia de que el pan está relacionado con el aumento de peso, a pesar de que apenas contiene grasa y de que aporta nutrientes esenciales para la salud. Según el estudio «Influencia del consumo de pan en el estado ponderal: revisión sistemática», dirigido por el doctor Lluis Serra Majem, no existe ningún fundamento científico para excluir o reducir el pan de la alimentación habitual, ni en personas delgadas ni en aquellas que sufren sobrepeso u obesidad.

Además, los resultados obtenidos en el estudio han demostrado que una dieta rica en pan, sobre todo en el caso del integral, favorece una disminución de peso, circunferencia de cintura o IMC (Índice de Masa Corporal); o no tiene influencia en estas variables. Por ello, se insiste en la importancia de que tanto el pan como los cereales formen parte de la dieta habitual de la población tanto sana como con exceso de peso, ya que cumplen un papel muy importante para garantizar la salud.

Por su parte, el estudio «Hábitos alimentarios, ingesta de energía y nutrientes y padecimiento de sobrepeso/obesidad en escolares españoles» dirigido por la doctora Rosa M. Ortega se confirmaba que los niños que comen más pan presentan menos problemas de exceso de peso (15,8 por ciento padecía, en el año del estudio, sobrepeso y un 13,9 por ciento obesidad) mientras que estas cifras aumentaban hasta una media del 16,6 por ciento en sobrepeso y del 20,5 por ciento de obesidad, en el grupo que consumía menos pan.

Más información aquí.

Compartir