El reto del optimismo

¿Es tan difícil ser optimista en los tiempos que corren? ¿Merece la pena intentarlo? Estudios de la Universidad de Pitsburg afirman que los optimistas viven más años y con mejor calidad de vida, y tenemos que recordar que el ideograma que representa la palabra crisis es el mismo que el de oportunidad… Así que es un reto que debemos considerar, ya que es bueno para nuestra mente y cuerpo.

Lo que tenemos que tener claro es que para corregir los pensamientos negativos hay que practicar, como en todas las facetas de la vida. Necesitamos entrenamiento y aún más cuando se trata de sustituir un pensamiento por otro. Interesa fijarnos en cómo hacemos lo que hacemos. Es decir, observar la responsabilidad que tenemos a la hora de co-crear tanto lo positivo como lo negativo en nuestra vida. Y con esta contemplación de nuestro diálogo interno, darnos cuenta que nos conviene abandonar ciertos pensamientos negativos y fomentar otros más positivos que nos animan e impulsan hacia adelante. Por ejemplo, tomar los acontecimientos con mayor distancia, potenciar nuestra confianza personal, tomarnos menos en serio, reír más, poner más perspectiva a lo que nos sucede sabiendo que todo pasa…

Mónica Esgueva nos da las claves para aprender a ser optimistas en ese número de MASS Bienestar.

Tags optimismo

Compartir