En un lugar del Botánico…

Con motivo del IV Centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote, se ha abierto al público en el Real Jardín Botánico una curiosa exposición. Se trata de un itinerario autoguiado por las plantas que aparecen en la obra cumbre de las letras hispánicas. La visita recrea los paisajes de la Mancha del siglo XVII a través de las plantas que figuran en la novela por tanto ayudará al visitante a entender el paisaje que Don Quijote y su escudero Sancho Panza recorren en sus andanzas por tierras manchegas.

La muestra ‘Las plantas en El Quijote’ recoge una selección de todas las plantas citadas en la obra, por ejemplo la encina, el álamo, el olmo, los sauces, el olivo, los cipreses o el romero.En cada una de las plantas, el visitante encontrará una ficha del árbol con su nombre científico y común, una breve descripción del mismo, el pasaje o capítulo de la obra donde aparece citado y un resumen de todo ello en inglés.

Entre las plantas citadas, destaca especialmente la encina, uno de los árboles más representativos de los bosques manchegos y de buena parte de la Península, que aparece citada más de 20 veces en el texto cervantino. También refiere como parte de la vegetación propia de estos territorios, los alcornoques y las jaras.

Menciona además, ciertas plantas típicas de las riberas de los ríos, como los álamos, olmos o sauces. Pero son las plantas comestibles y las utilizadas para otros menesteres las que parecen interesar más a Cervantes: así da muchas referencias a los ajos y las cebollas, al olivo, a las calabazas para transportar viandas, a los cipreses y tejos para ritos funerarios o al romero y sus virtudes medicinales, entre otras.

Con este recorrido el Real Jardín Botánico rinde un homenaje a Cervantes y a su obra maestra «El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha».

Descargar mapa del itinerario

Para saber más: Ceballos Fernández de Córdoba, Luis. (1965). Flora del Quijote. Discurso de recepción. Real Academia Española. Madrid

Compartir