Las bebidas bajas en calorías ayudan a perder peso

Seguir una dieta para la pérdida de peso se ha convertido en algo habitual para la mayoría de la población española. Lo cierto es que en el momento de llevar a cabo un régimen alimenticio, nos enfrentamos a algunas creencias que no siempre son ciertas y que pueden impedir que logremos quitarnos de encima esos kilos que nos sobran.

Un nuevo estudio publicado en Obesity, la revista científica de la Sociedad Internacional de la Obesidad, confirma que consumir bebidas bajas en o sin calorías puede ayudarnos a perder más peso cuando seguimos una dieta, aliviando además la sensación de hambre que suele acompañar a este tipo de procesos. De este modo se desmonta un mito surgido en los últimos años que sugería que este tipo de bebidas producían el efecto contrario, es decir, la ganancia de peso.

Durante este estudio clínico se sometió a 303 hombres y mujeres a un programa integral para la pérdida de peso durante 12 semanas que incluía la misma dieta para todos, un programa de ejercicio  así como reuniones de grupo y control de peso semanal. La única diferencia es que a un grupo de personas solo se les suministró agua y el otro consumió únicamente bebidas bajas o sin calorías, tés y aguas saborizadas.

En este ensayo se comparó la influencia del agua y las bebidas bajas en o sin calorías en el adelgazamiento de los participantes, y se ha demostrado que las personas que consumieron este tipo de bebidas perdieron un 44% más de peso que el grupo cuya única bebida era el agua. En concreto, las personas que consumieron bebidas bajas en o sin calorías lograron perder un promedio de 5,95 kg, mientras que aquellos que tomaron sólo agua perdieron un promedio de 4,09 kg.

El estudio también muestra que el agua no representa una opción mejor que las bebidas bajas en calorías cuando se busca perder peso y que además este tipo de refrescos ayudan a mitigar la sensación de hambre facilitando el hecho de seguir un régimen dietético.

Otros de los beneficios que se han demostrado es que conjugar dieta, ejercicio y bebidas bajas o sin calorías mejora los niveles de colesterol total y de triglicéridos.

“Este estudio muestra claramente que las bebidas bajas en o sin calorías pueden, de hecho, ayudar a la gente a perder peso, contradiciendo directamente los mitos surgidos en los últimos años que sugieren el efecto opuesto”, afirma James O. Hill, director ejecutivo del Centro Anschutz para la Salud y el Bienestar de la Universidad de Colorado y coautor del estudio.

“Existe mucha desinformación sobre las bebidas bajas en o sin calorías que no está basada en estudios diseñados para probar causa y efecto, especialmente en Internet”, afirma John C. Peters, coautor del estudio y Director de Estrategia del Centro Anschuz para la Salud y el Bienestar de la UC. “Esta investigación permite que las personas que siguen una dieta confíen en que las bebidas bajas en o sin calorías pueden representar un papel muy útil e importante como parte de una estrategia eficaz y completa de control y pérdida de peso”.

Además, otro estudio publicado en Obesity señala que el consumir bebidas bajas en  calorías ayuda a mantener con éxito y a largo plazo la pérdida de peso puesto que “ayuda a limitar la ingesta total de calorías al ofrecer agradables opciones bajas en aporte calórico”.

Compartir