Las gafas milagro

Seguro que ya has visto o te han enviado uno de los vídeos virales más hermosos que han circulado por las redes sociales, el de la madre con visión reducida que gracias a unas gafas puede pudo ver por primera vez a su recién nacido. Todo un milagro llamado eSight.

¿Pero cómo funcionan estas gafas proactivas? Lo que hacen es mejorar la imagen que le llega a la persona con problemas de visión. Su tecnología es capaz de distinguir y procesar las dos imágenes, la deficiente y la nativa, en tiempo real gracias a una cámara y a dos pantallas OLED de alta definición. Además poseen una cámara de alta velocidad y por supuesto un software para procesar el vídeo.

La cámara visualiza los objetos que la persona tiene delante. Ese vídeo es procesado instantáneamente por el sistema y lo mejora a la carta según el usuario. La imagen real ya retocada es proyectada en las pantallas OLED de las gafas eSight.

Las gafas eSight van destinadas a personas con baja visión o hipovisión, es decir,  una privación parcial de la vista, que su campo de visión se reduce por un menor ángulo o por manchas y que no tienen cura por cirugía, prótesis oculares o medicación. Esas personas con baja visión presentan problemas de agudeza y el campo visual a cierta distancia no son capaces de distinguir las formas.

Las afecciones que pueden tratarse con las eSight son la degeneración macular, el albinismo ocular, algunos tipos de galucoma, la retinitis pigmentosa o la retinopatía diabética.

Estas gafas, con un zoom de hasta 14 aumentos, mejoran el contraste, el brillo o la inversión de colores de las imágenes, ajustables y controlables desde una unidad externa conectada a las gafas.

Las gafas están en el mercado por 15.000 dólares.

Compartir