Las mascotas exóticas necesitan cuidados especiales

El cuidado de estos animales requiere de un mayor compromiso y dedicación ya que son mascotas más delicadas.

Prácticamente cualquier animal puede ser una mascota, siempre que el ambiente en el que se mantenga no dañe de ninguna forma su desarrollo de vida, ni se atente contra su libertad o estabilidad ecológica.

Los animales exóticos como mascotas, deben tener alimento adecuado para su edad, tamaño y actividad física, un espacio que le permita crecer y estirarse, mantener sus niveles necesarios de actividad física, que lo mantenga seguro y se encuentre en condiciones higiénicas. Y por supuesto mantener un control sobre su salud con las vacunas, las enfermedades y su prevención.

Sin embargo, los animales exóticos representan siempre un mayor nivel de compromiso, debido a que manejan dimensiones y necesidades que llegan a sobrepasar en varios aspectos los requeridos para una mascota regular. Debido a que la mayoría de estos animales se mantienen bajo temperaturas especiales, alimentación muy específica o cuidados diferentes para su salud la persona que adquiera una mascota exótica debe de leer todo lo referente a su cuidado y mantenimiento.

Es preferible compras estos animales en centros especializados, sabiendo de antemano que no fueron apartados ilegalmente de su hábitat natural. De esta forma existirá la certeza de que la mascota estará sana y no contaminará a otros, ni morirá.
Entre las mascotas exóticas más solicitadas del mercado se encuentran peces y arrecifes, tarántulas, serpientes, camaleones, guacamayos y cerdos miniatura.
Los peces y arrecifes deben de permanecer a temperaturas muy especificas. Si se tienen varios deben llevarse bien entre ellos y que todos mantengan los mismos requerimientos de calor así como el ph del agua.
Las tarántulas son animales a los que les gusta la tranquilidad, no requieren de cuidados excesivos y si se ponen nerviosas pueden llegar a picar. Estos animales tienen que ser alimentados cada tres días, beben muy poca agua y si se mantiene en un lugar higiénico su jaula se debe limpiar dos veces al año.
Las serpientes requieren un ambiente que recree el habitad natural en el que deberían vivir. Su textura puede resultar desagradable para algunos, pero la mucosa que despiden es un indicador de salud, son animales extremadamente escurridizos que caben en prácticamente cualquier lugar, por lo que se recomienda que sus jaulas se encuentren siempre bien selladas.
Los camaleones e iguanas son animales que deben estar con temperaturas altas. Su alimentación consiste en algunos insectos pequeños y verduras, por lo que cualquier otra cosa como el pan podría afectar su sistema gastrointestinal muy rápido. Estos animales son tranquilos y les gusta ocultarse entre la vegetación de su jaula, en ocasiones, incluso pasan horas sin moverse, cualidad que los hace fácilmente ‘extraviables’.
Las guacamayas o cualquier otro tipo de ave exótica, son animales a los que les gusta convivir con los seres humanos aunque se asustan fácilmente con los ruidos. Sus picos y garras son sumamente poderosos y pueden lastimar la piel con facilidad. Estos animales comen frutas y verduras, pocas veces probarán otra cosa, pero existen algunas que gustan de semillas o premios y galletas.

Y los cerdos miniatura son extremadamente limpios, muchas personas afirman que son fáciles de cuidar y que tienen la ventaja de poder ser paseados gracias a correas especiales. Sufren fácilmente de hipotermia por lo que deben mantenerse en zonas sin corrientes de aire, animales extremadamente nerviosos que presentan una adaptación lenta hacia otras personas.

Compartir