Más de 100.000 celiacos no están diagnosticado en España

Hoy  es el Día Nacional del Celíaco. La enfermedad celíaca es crónica y está causada por la intolerancia permanente al gluten, proteína presente en algunos cereales como el trigo, el centeno, la cebada y la avena. En España se calcula que 1 de cada 100 personas sufre esta intolerancia, que se traduce en unas 450.000 personas en nuestro país.

Frente a la intolerancia, se estima que cerca del 10% es sensible al gluten. Esta última es una patología de nuevo diagnóstico en la que a los pacientes el gluten les hace enfermar. «Más de 100.00 personas intolerantes al gluten no saben que lo son. Y si hablamos de sensibles al gluten la cifra se acerca a  la espectacular cifra de 4 millones de personas, ya que estamos hablando del 90% de los afectados sin un diagnóstico definitivo. Aunque este número podría ser superior, porque los sensibles al gluten podrían ser más del 10 por ciento de los españoles» afirma el Dr. Gonzalo Guerra Flecha, fundador y experto en digestivo de CMED.

«El problema está en que es un primer momento, los múltiples síntomas que presenta la enfermedad pueden dificultar el diagnóstico definitivo. A los pacientes que presentan síntomas de intolerancia o sensibilidad al gluten, se les debe prescribir una analítica de sangre en la que se analicen los anticuerpos antitransglutaminasa, antigliadina y antiendomisio, que puede ser negativa, pero sin embargo no excluye de padecer la enfermedad. Por este motivo, hay que realizar también una endoscopia digestiva alta con biopsia duodenal, para saber el número de linfocitos existentes a ese nivel, síntoma propio de la intolerancia al gluten», añade el Dr. Guerra.

Los síntomas de la intolerancia a esta proteína pueden variar dependiendo del momento de la detección. «En el niño pequeño los síntomas gastrointestinales y la falta de crecimiento son los que nos llevan a sospechar que existe la enfermedad. En niños mayores se pueden  encontrar también otro tipo de síntomas, como la dermatitis herpetiforme, la anemia ferropénica e incluso la talla baja» asegura el Dr. Andrés Bodas, gastroenterólogo infantil de CMED.

Compartir