Menos hielo en el ártico

La extensión de capa de hielo en el Ártico es la menor desde finales de la década de 1970, cuando comenzaron los registros por satélite, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA). Las causas de que esta capa sea cada vez es más delgada son el cambio climático y el calentamiento global.

La tasa de declive para el mes de marzo fue del 2,6 % por década, desde finales de 1970, de acuerdo a los datos recogidos por la agencia federal. Jeff Key, jefe del Centro de Investigación y Aplicaciones de Satélite de la NOAA Key ha advertido de que el inicio del repliegue de la capa de hielo se ha adelantado «entre dos y tres semanas», desde mediados de marzo a finales de febrero, en los últimos años.

Esta tendencia conlleva importantes implicaciones para las rutas marítimas, la pesca, la fauna local como los osos polares, la explotación de recursos naturales y las comunidades nativas de Alaska. «Estamos avanzando hacia lo que potencialmente podría ser un Ártico sin hielo en verano cerca del año 2040«, precisó el científico de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Por su parte, Ed Farley, director del Programa de Vigilancia y Evaluación del Ecosistema Pesquero de Alaska, ha denunciado los crecientes problemas que afrontan las comunidades nativas en el norte de Alaska para llevar a cabo su pesca de subsistencia de ballenas en el mar de Chukchi. También los osos polares han sufrido las consecuencias. Se ven obligados a replegarse hacia el continente ante la incapacidad de sobrevivir en témpanos de hielo cada vez más frágiles, donde la comida les aporta menos grasa de la necesaria para sobrevivir los duros inviernos.

Ambos científicos advirtieron de que los efectos de la reducción de la capa de hielo tienen influencias notables en el clima del resto del planeta,como en la formación de huracanes o en el conocido como tercer polo, la cordillera del Himalaya.

Compartir