Mi móvil, mi seguro de vida

Un grupo de ingenieros e investigadores dirigidos por el profesor Samuel K. Sia de la Universidad de Columbia (EE UU) han desarrollado un accesorio para el móvil es capaz de decir al paciente en un cuarto de hora si está contagiado del virus del VIH o de la bacteria de la sífilis.

Aunque el precio de la fabricación del accesorio es de tan solo 34 dólares su valor práctico es incalculable, porque facilita y abarata el coste del cuidado de la población más desfavorecida del mundo. Un invento perfecto para los sistemas sanitarios de estos países.

La prueba se realiza mediante un pinchazo en el dedo, para extraer la sangre, que se deposita en el dispositivo previamente conectado a un smarthphone, ya sea un iPhone o un teléfono con sistema Android. El analizador tiene un gran botón negro que al ser pulsado acciona una cámara de vacío y una secuencia de reactivos pre-almacenados. Quienes tenemos mascotas el proceso recuerda al test de enfermedades infecciosas que utilizan los veterinarios para comprobar si nuestra mascota tiene por ejemplo la leucemia felina. En la pantalla del móvil veremos fácilmente si los resultados del análisis son positivos o negativos.

Uno de los test más habituales para detectar el sida y la sífilis es el test ELISA (inventado por el inglés Enzyme-Linked ImmunoSorbent Assay). Por primera vez este pequeño dispositivo ha consiguido replicar todas las funciones mecánicas, ópticas y electrónicas de un análisis de sangre con ELISA.

En concreto, efectúa un test triple de anticuerpos: los del VIH, los específicos treponémicos para la sífilis y otros no treponémicos utilizados para detectar esta infección. Hoy día, los equipos que utilizan para esta prueba los laboratorios cuestan cerca de 18.000 dólares.

El otro avance importante es que el accesorio no necesita batería porque consigue la energía directamente a través del conector de audio del móvil. Todos los detalles del sistema han sido publicados en la revista Science Translational Medicine.

Éxito probado en 96 pacientes de Ruanda

El dispositivo ya ha sido probado en por sanitarios de Ruanda en cerca un centenar de pacientes y se ha demostrado la eficiencia del sistema para la detección rápida del sida y la sífilis.

«Si aumentan las detecciones de infecciones por sífilis, podríamos reducir hasta diez veces las muertes por esta enfermedad; y en el caso del VIH, podemos facilitar las terapias antirretrovirales de forma inmediata”, han señalado los ingenieros, que también han destacado su utilidad en el diagnóstico precoz y tratamiento de las mujeres embarazadas para reducir la transmisión de estas enfermedades.

Compartir