Nano robots contra el cáncer

Investigadores del Instituto de Tecnología de Israel han diseñado unos nanorobots que viajarán por el interior de tu cuerpo con una única misión: curar enfermedades. Sus creadores han logrado diseñarlos con la anchura de una fibra de seda. Están fabricados con varios enlaces de polímero y nanocables magnéticos. Una vez introducidos en el torrente sanguíneo, se les aplica un campo magnético oscilante desde el exterior que guía al robot de una punta a otra de tu cuerpo.

Lo interesante es que se puede controlar cada robot modulando el campo magnético, para así por ejemplo rodear un órgano en especial. Además, la nueva estructura ha eliminado por completo el uso de motores, por lo que se ha ganado espacio para transportar medicinas que puedan actuar directamente en células cancerígenas. Todavía queda mucho trabajo por hacer para que este ejército de robots microscópicos puedan hacer algo, así que habrá que esperar aún.

Más información aquí.

Compartir