El coche avisará si existe un accidente grave

La Comisión Europea ha aprobado por fin, la normativa que obligará a incorporar un sistema eCall en todos los coches que se fabriquen a partir de 2018. El objetivo es bajar a la mitad el tiempo de respuesta para la llegada de los servicios de asistencia.

Según el plan de la Comisión Europea, en caso de accidente el sistema eCall activaría automáticamente una llamada al 112, indicando la localización exacta del vehículo, sentido de la marcha y la hora exacta en que se produjo el accidente. El sistema prevé la conexión de forma manual con un botón incluido en el salpicadero.

Como medida de privacidad el sistema solo se activa en caso de que el accidente sea grave y la información enviada no puede ser comunicada a terceros sin consentimiento del dueño del vehículo.

 

Compartir