¡Que pare ese ruido!

Un equipo español de investigadores de las Universidades de Málaga y Granada han diseñado una herramienta muy fiable y precisa que permite medir el ruido ambiental en la ciudad sin instalar nada in situ. El sistema, presentado en la revista Science of the Total Environment, es capaz de valorar la heterogeneidad de los espacios, se adapta a las zonas de ocio, residenciales o comerciales así como distintas situaciones por la gran cantidad de variables que se pueden incluir.

Por primera vez estos investigadores han aplicado a ruido ambiental sistemas que ya se usan en otros ámbitos como la economía o la contaminación atmosférica o hidrológica.

Según los expertos los actuales modelos son muy caros. Se basan en instalar por toda la ciudad puntos de medición para observar si los niveles sobrepasan los límites establecidos por ley. El sistema propuesto por los investigadores andaluces da respuesta a la multitud de variables porque aborda el problema con un modelo basado en técnicas de selección de características y métodos de regresión de aprendizaje automático, pudiendo añadir los cambios que se produzcan en el entorno como la reducción del flujo de tráfico o la construcción de una nueva hilera de edificios. La herramienta tiene capacidad de aprendizaje. “Se trata por ejemplo de identificar qué tipo de vehículos circulan en la zona bajo estudio, considerar el periodo temporal, si es una zona residencial, de ocio o recreativa o el tipo de asfalto”, explica el investigador principal del estudio Antonio José Torija, de la Universidad de Málaga.

La selección de variables implica simplificar el proceso de recogida de datos, lo que supone un ahorro de tiempo y que el método pueda ser aplicado por cualquier técnico, sin necesidad de ser experto. “Nuestro método puede tener una desviación de alrededor de 1 decibelio con respecto a las mediciones realizadas in situ en esa zona”, añade Torija. Estos investigadores ya lo han comprobado en escenarios reales de la ciudad de Granada.  “Tras implementar nuestros algoritmos, los resultados obtenidos fueron comparados con los datos reales medidos in situ en la ciudad de Granada”, precisa.

Este trabajo ha sido realizado en el marco del proyecto Europeo ITTSoundscapes2011 ‘Development of intelligent tools to characterize, evaluate and manage traffic-impacted soundscapes’, financiado por la Universidad de Málaga y el VII Programa Marco de la Unión Europea, concedido dentro del Programa People, ‘Co-funding of Regional, National and International Programmes’ (COFUND).

Compartir