Recuperando el oso pardo

Hace 20 años en la cordillera cantábrica había 70 osos pardos, su situación era crítica. Hoy, gracias al programa de recuperación de esta especie del Ministerio de Medioambiente se ha conseguido que se superen los 200 ejemplares. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha valorado estas actuaciones y sus resultados en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (Asturias) y en la provincia de León. En estos proyectos también han participado la Fundación Biodiversidad y la Fundación Oso Pardo y se ha invertido más de dos millones de euros.

Estos proyectos tienen como objetivos contribuir a la eliminación de la muerte de osos causada por el factor humano, favorecer al sector apícola reduciendo la conflictividad con el oso mediante la protección de sus instalaciones, contribuir al seguimiento de la población cantábrica de osos, e impulsar la información sobre la especie y las actividades de educación ambiental, de formación y de turismo de naturaleza.

Además, ha supuesto la creación de 20 puestos de trabajo en el medio rural. Para la ejecución de las acciones de búsqueda de trampas ilegales y de seguimiento de la población osera se cuenta con la colaboración e implicación de los cazadores, con quienes se han firmado diferentes acuerdos para dar cobertura a las acciones de compatibilización de la actividad cinegética y la conservación del oso. La puesta en marcha de estos proyectos ha supuesto un motor económico local y uno de los elementos de turismo más destacado de la zona.

Compartir