Un buen estado nutricional mejora la fertilidad

Mejorar la fertilidad depende en gran medida del buen estado nutricional de la mujer, pero también del hombre. Y es que, cada vez más estudios determinan la importancia del estado nutricional del padre en la futura salud del feto, en el momento de la preconcepción (planificación del embarazo), según los expertos de www.infoalimenta.com, iniciativa desarrollada por la Fundación Alimentum y gestionada por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

«En el momento en que se planifica el embarazo, conocido como preconcepción, cada vez más estudios determinan la importancia del estado nutricional del padre, además del de la madre, en la futura salud del feto», explica Carolina Muro, responsable de Nutrición y Salud de FIAB. En este sentido, es importante tener en cuenta que las necesidades energéticas no se ven alteradas antes del embarazo. «Por ejemplo, una mujer con un índice de masa corporal (IMC) normal y actividad física sedentaria, debería ingerir aproximadamente unas 2.000 kcal/día»

Pero, ¿cuál es el correcto reparto de macronutrientes en hombres y mujeres? Tanto durante la preconcepción en hombres y mujeres, como durante el embarazo se recomienda tomar entre un 10 y 15 por ciento de proteínas al día, entre un 50 y 55 por ciento de hidratos de carbono, y entre un 30 y 35 por ciento de grasas o lípidos.

Compartir